Segundo año que podemos participar en Doñana BirdFair de la que nos traemos un montón de buenos momentos y experiencias.

 

      

 

Siempre lo que más nos merece la pena es la calidad de la gente conocida, el tener la oportunidad de saludar viejos amigos y conocer cantidad de proyectos comprometidos al cual más interesante. La Dehesa de abajo, su gente y como no, la marisma de Doñana que a cada año nos enamora más.

 

      

 

 

 

 

 

Proyectos relacionados